Facebook no es una casa de citas
junio 26, 2008

“Esto de Facebook se está transformando en juego sucio” me decía P. Yo, que porfiada aún no tengo cuenta allí, le entendí poco. P. me lo graficó así. Las chicas en Facebook le han encontrado la vuelta al sitio y ahora lo usan no como una red de amigos, sino como una suerte de telaraña pegajosa donde –con unos contactos allá y otros mensajes por acá– pretenden hacer caer a la víctima en un contacto virtual primero para materializarlo carnalmente después. ¡Ups! ¿No será mucho?, le dije yo. Y no pues. M. salió a confirmarlo.

Como al novio de P., según M. a su chico también le llegan “simpáticos” contactos de ex novias y pretendientes que -oh, cien años después que se dejaron de ver- les nacieron unas impulsivas ganas de comunicarse. Aquello no tendría nada de malo según P., si los mensajes no fueran del tono teextrañounmontón o seríalindojuntarnosaconversar. Tampoco tendría nada de malo si P. y M. no fueran unas celosas psicopáticas, replico.

“¡Oye pero es que no!”, me espeta M. algo exaltada y batiendo su dedo índice en el aire. “¡No van a venir estas pobre minas a quitarme lo que yo conquisté en el mundo real, con las temibles reglas analógicas del físico, por unos maquillajes virtuales de buena onda y casualidad!”.

P. continúa: “Mira, la cosa es así. Si quieren un sitio de citas, que se vayan a sexsisexno, pero que no pretendan hacer de Facebook un lugar para conseguirse novios”. OK, por lo que entiendo, se trataría de un Facebook a la chilena. Como cuando las cosas que funcionan bien para todos, los chilenos se encargan de encontrarle la típica mañita para que funcione particularmente bien para ellos. The real I+D criollo, en definitiva.

¿Pero son solo las chicas? “Ay no sé”, suspira P, y continúa: “A mi novio lo han agregado miles de ex novias y a mí, NIN-GU-NO. De todo tengo dos conclusiones. La primera, que las chicas solteras con Internet son más peligrosas que en la vida analógica; la segunda, soy taaaaaaan olvidable que me deprime”. M. asiente y reflexiona mirando al aire. Para romper el silencio decidimos brindar con cerveza. Al parecer, esto de las chicas y Facebook es una clase de servicio de utilidad pública. Por eso me he decidido a escribirlo.

::

Foto CC de inju.

Anuncios